Violencia de género: a juicio el dirigente Facundo Sampayo

0
7

El fiscal Jorge Cáceres Olivera adelantó a NORTE que requirió juicio contra el dirigente por presunta agresión a Viviana Argüello.

El fiscal de temática de género Jorge Cáceres Olivera elevó el requerimiento a juicio contra el dirigente municipal Facundo Sampayo, acusado de violencia de género, contra su expareja Viviana Argüello, quien lo acusó a finales de 2019 de haberla golpeado cuando ella fue hasta a su casa y no accedió a una propuesta que le habría realizado el imputado.

Así lo confirmó Cáceres Olivera y NORTE lo da como adelanto, cuyo hecho tuvo al hijo del secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Jacinto Sampayo, cuatro días prófugo, o sea después de las fiestas se puso a disposición de la justicia.

La elevación por parte del Ministerio Público se concretó la semana pasada al Juzgado Correccional número 2 de Resistencia, por lo que Sampayo podría acordar suspensión de juicio a prueba en caso que la víctima acepte, ya que la pena no supera los 3 años, siendo eventualmente una condena en suspenso.

Argüello es empleada del municipio y cuenta con un botón antipánico, desde que fue agredida. En los inicios del hecho, fue representada por el abogado particular Pablo Vianello, quien luego renunció a la querella.

Cuando Argüello fue hasta el inmueble donde estaba Sampayo, Reggiardo al 700 aproximadamente, una vez que rechazó la propuesta sexual que le habría hecho el hombre, comenzó a ser agredida y declaró ante el fiscal que alcanzó a llamar al 911, y un móvil con la sirena encendida llegó hasta la dirección que ella le informó a la operadora.

Sampayo ya le había tomado el celular y cuando los policías golpearon la puerta, el propio acusado los atendió y les dijo que la mujer no estaba en la casa. Para eso, según lo que aportó Argüello, el sindicalista la había encerrado bajo llave en el baño de la casa y cuando los agentes llamaron a la línea de donde se hizo el pedido de auxilio, Sampayo no atendió para despistar a los efectivos.

Una vez que los agentes del orden se retiraron, el sospechoso le abrió la puerta del sanitario y allí después Argüello llamó a un remís.

Comentários no Facebook