Tras los últimos aumentos, el precio de la nafta alcanzó su histórico comparativo con el dólar

0
2

En algunas regiones del país, el litro de combustible ya cuesta lo mismo que la moneda extranjera. Para el sector, la paridad resulta una referencia inevitable que aseguraría la estabilidad, pero ahora, los estacioneros temen un posible congelamiento.

“El precio de un litro de nafta históricamente fue equivalente a un dólar”. La muletilla responde a una afirmación que para el sector resulta una referencia inevitable desde la época de la convertibilidad, y que por un tiempo significó la tan ansiada paridad a los valores internacionales.

Ahora, tras los últimos ajustes, en varias provincias el comparativo finalmente se cumplió. Según el sitio globalpetrolprices.com, mientras la súper cotiza a USD 0.895, la Premium iguala la cotización de la moneda extranjera.
En algunas localidades de Córdoba, por ejemplo, el litro del producto de mayor calidad se sitúa en los $97. Lo mismo sucede en Chaco o en Formosa.

¿Qué sucederá de ahora en más? Se espera que en marzo aumenten los biocombustibles y los impuestos internos, situación que podría impulsar una nueva suba en las pizarras de las Estaciones de Servicio. Sin embargo, los expendedores temen la posibilidad de un congelamiento.

El tema fue motivo de análisis –y preocupación- durante la primera reunión del año de la Confederación de Entidades del Comercio de los Hidrocarburos de la República Argentina, que se llevó a cabo el pasado día jueves de manera virtual.

Allí el economista Gastón Utrera, trazó un panorama sobre lo que podría suceder con los precios de los combustibles durante 2021. Y la conclusión fue inevitable: “Las perspectivas no son muy positivas, especialmente por ser este un año electoral”, expresó a surtidores.com.ar, el presidente de CECHA, Gabriel Bornoroni.

Pese a que los estacioneros no son formadores de precios, dependen de esta variable casi exclusivamente para que su actividad sea rentable. Si los surtidores no se modifican, como sucedió desde fines de 2019 hasta mediados de 2020, los costos fijos que se ajustan según la inflación, se devoran los ingresos.

“Es posible que suceda”, lamentó Bornoroni. “Son varios los especialistas que plantean este escenario que es sumamente perjudicial para nosotros. Gracias al esfuerzo y la buena voluntad de los colegas, este año, pese a la pandemia, pudimos mantener nuestros negocios a flote, pero no que sé que podría pasar si freezan los precios nuevamente”, alertó.

Comentários no Facebook