Trabajadores de la sanidad harán un paro este viernes en todo el país: “Nunca hemos trabajado tanto y cobrado tan poco”

0
5

Los trabajadores de la sanidad anunciaron este lunes un «Plan de lucha nacional» en reclamo de mejoras salariales. Las medidas de fuerza concluirán el viernes, con un paro de tres horas en cada turno «en todos los establecimiento asistenciales del país», en medio de la pandemia del coronavirus.

La Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA), cuyo secretario general es Héctor Daer, convocó a dos jornadas de reclamo. Ocurrió luego de reunirse este lunes con representantes empresariales en el Ministerio de Trabajo, donde analizaron «la marcha de las negociaciones colectivas tendientes a acordar la revisión de las escalas salariales».

FATSA agrupa a personal de clínicas, sanatorios, hospitales y laboratorios de análisis clínicos, entre otros establecimientos.

«Nunca hemos trabajado tanto y cobrado tan poco», señalaron en un comunicado. «Nadie puede mirar para otro lado, la Salud está en el centro de la escena y todos se deben comprometer con la solución: los empresarios, los financiadores del Sistema, los responsables políticos de cada área de gobierno y los gobiernos provinciales».

Las medidas se iniciarán este jueves, con asambleas informativas en todos los turnos de trabajo. Y desembocarán en el paro del viernes, que durará tres horas en cada franja laboral y en el que sólo se atenderán urgencias.

Desde FATSA advirtieron: «Deslindamos toda responsabilidad, por las consecuencias que las legitimas medidas de acción sindical que adoptemos, tengan sobre la salud de todos los argentinos, en todos aquellos actores que tengan la obligación de dar respuesta a nuestro justo reclamo».

«Los trabajadores de la Sanidad que hemos luchado en forma ejemplar y desigual contra la peor pandemia de la que tengamos memoria, venimos soportando el deterioro de nuestros ingresos mes a mes», señala el comunicado.

Señalaron que resistieron «pacíficamente hasta límites jamás alcanzados».

Y aseguraron: «La pérdida del valor adquisitivo de nuestros salarios ha adquirido proporciones intolerables y gran parte de nuestros trabajadores reciben ingresos por debajo de la linea de la pobreza».

Qué dicen las cámaras empresariales

Los representantes de las cámaras empresariales reconocen que a los trabajadores se les debe un 15 por ciento correspondiente a 2020. Sin embargo, la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS) denunció el viernes pasado un «retraso en los valores de las prestaciones», por lo que –afirman– muchas empresas se encuentran «al límite de la subsistencia».

Entonces, el vocero de los prestadores de la salud calificó de «justo» el reclamo del aumento salarial. Sin embargo, advirtió que las empresas no tienen «cómo afrontarlo» debido al «retraso en los valores de las prestaciones y los aumentos de costos que sufrió el sector durante 2020, un desfase que representa un retraso de aranceles que orilla el 55%».

 

Comentários no Facebook