Suárez y el Atlético hundieron más al Barcelona

0
0

El uruguayo asistió e hizo un gol en el que pidió perdón en el 2-0 de los de Simeone al cuestionado Koeman. ¿Seguirá?

Si algo le faltaba al Barcelona era esto. El Atlético Madrid le ganó 2-0 en el Wanda Metropolitano y con Luis Suárez siendo una de las figuras. El uruguayo asistió a Thomas Lemar para el 1-0 y luego recibió el pase del francés para convertir el suyo, el 2-0 que sería definitivo. El 9, recordando su cariño por el club culé, levantó los brazos pidiendo perdón. Aunque las culpas están en otro lado…

El equipo de Diego Simeone venía de ganarle al Milan en Italia por Champions en el último minuto, y esta vez se mostró más cerca de lo que pretende el DT. Metido de principio a fin, sin dar ventajas y aprovechando a sus jugadores de arriba para marcar la diferencia. Además le dieron la pelota al Barsa y lo expusieron por su falta de ideas, fútbol, conexiones para generar situaciones de gol.

La decepción blaugrana, algo que se está haciendo costumbre (REUTERS).

Y Ronald Koeman vuelve estar en el ojo de la tormenta después de otra dura derrota. En la previa el presidente Joan Laporta lo había ratificado, pero… El neerlandés estaba suspendido y lo vivió con mucha impotencia en la tribuna. Y además tuvo que ver como Suárez lo amargaba cuando fue él quien le marcó la puerta de salida por teléfono. ¿Por eso la revancha de Lucho?

La diferencia de dos goles en el primer tiempo le dio al Colchonero una tranquilidad que no había tenido en ningún otro partido de la Liga. Y la apuesta al DT argentino le funcionó porque Lemar fue imparable para la defensa culé, el portugués Joao Félix estuvo muy fino y Suárez demostró su vigencia. Todo contra un Barcelona que cuando lo atacan, no parece tener respuestas futbolísticas y anímicas.

La decepción blaugrana, algo que se está haciendo costumbre (REUTERS).

DE PAUL JUGÓ UN TIEMPO

Rodrigo De Paul fue titular, no incidió directamente mucho en el juego pero sí aportó su habitual despliegue. En la última del PT se ganó la amarilla y por eso el Cholo lo sacó en el entretiempo para poner a Trippier. En el segundo tiempo ingresó Ángel Correa para los 20 minutos finales junto a Antoine Griezmann, el otro ex. Ambos se conectaron pero no estuvieron finos en un partido que nunca corrió riesgos para el local.

Fuente: Olé.

Comentários no Facebook