Sin «Veranillo de San Juan», se vienen jornadas frías e inestables

0
0

Así lo anticipó el titular de Infomet, Luis Romero, quien detalló que para la últimas horas de este miércoles se esperan tormentas que «podrían llegar a ser fuertes». A partir del jueves, las temperaturas oscilarán entre los 8 y los 20 grados. Para el invierno, se esperan registros térmicos acordes al promedio y pero con lluvias «por debajo de lo normal».

A pocas horas del inicio del invierno el 21 de junio pasado, el geógrafo y observador meteorológico, Luis Romero anticipó que este 2021 no habrá «Veranillo de San Juan» y aseguró que «por lo menos esta semana, no vamos a tener chances de calor en esta parte del país». El meteorólogo explicó que las próximas jornadas continuarán con condiciones de tiempo frío, con cielo cubierto y mucha inestabilidad desde este miércoles y añadió que, incluso para el final de la jornada de hoy se espera el desarrollo de «algunas tormentas que podrían llegar a ser fuertes».

Romero recordó que durante las primeras horas de hoy, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió un alerta por tormentas que incluye a una zona bastante amplia de la provincia, incluso a Resistencia y al centro, sudoeste, sur, noreste y este. Para el resto de la provincia, se esperan vientos fuertes, provenientes del Norte, con ráfagas de entre 20 y 45 kilómetros por hora.

El director del programa Cambio Climático estimó que durante las próximas jornadas las temperaturas máximas no van a superar los 20° y las mínimas continuarán moderadas, con descensos a partir de jueves, que las ubicarán entre los 6 y los 8 grados.

 

Racha seca

A su vez, reiteró que las lluvias continúan por debajo del promedio, lo que configura una situación «bastante delicada» en la provincia y en toda la región. «Es de público conocimiento el impacto que está generando la escases de precipitaciones en el río Paraná, incluso también en la actividad productiva», expuso.

De todas maneras, insistió en que el SMN informó que durante la noche del miércoles y la madrugada del jueves, algunas de las tormentas previstas pueden llegar a dejar acumulados de entre 15 y 40 milímetros. «En términos numéricos, estos valores no son significativos pero si tomamos en cuenta que el alerta indica que esas precipitaciones pueden darse en períodos cortos, la situación podría cambiar», aseguró. El especialista remarcó, no obstante que, en general no se esperan valores de precipitación que empiecen a mostrar un cambio en esta tendencia de racha seca que venimos teniendo en la provincia y en la región.

Cambio de tiempo

El titular de Infomet indicó que a medida que comience a acentuarse la inestabilidad, comenzará a registrase una rotación de los vientos hacia el cuadrante Norte, que pueden venir acompañados por ráfagas. «Eso nos está indicando que estamos frente a un cambio de tiempo, por eso, las condiciones cambian hacia la jornada de este jueves, con los vientos rotando nuevamente hacia el sur», señaló. Romero marcó que la provincia ha superado los efectos del fenómeno conocido coma «La Niña» y atraviesa un período «neutral».

De cara a los próximos meses, en particular para lo que queda del invierno, se espera que las precipitaciones continúen siendo «deficitarias». En cuanto a los registros térmicos, más allá de hasta ahora hubo irrupciones de aire frío de origen polar, las temperaturas no han descendido a niveles que permitan hablar de heladas, y no se espera este tipo de fenómenos para el corto plazo en el Chaco.

Por el momento, además, no se esperan valores inferiores al promedio para toda la estación, con promedios de entre 22° y 24° en toda la provincia, según el informe para el trimestre difundido por el SMN. Para el mismo trimestre, junio, julio y agosto, el promedio de lluvias estará por debajo de lo normal. «Esta es la cuestión que preocupa porque venimos teniendo una sequía bastante interesante, que empezamos a atravesar el año pasado en el escenario ´Niña´, que ya no tenemos, pero igual se mantendrá el escenario seco», explicó.

 

Río Paraná

Romero analizó finalmente la situación que atraviesa el río Paraná, con un la bajante más prolongada de la historia y en el contexto de la sequía actual. «Hay incertidumbre entre los expertos que debaten sobre la cuestión», indicó el titular de Infomet y añadió: «algunos acentúan las causas en ciclos propios del río, pero a su vez tiene que ver con factores climáticos asociados al déficit del lluvias que se verifica a lo largo de la Cuenca del Plata». «Hay quienes vinculan toda esta combinación factores al Cambio Climático y esto también tiene asidero», concluyó.

 

Comentários no Facebook