“Si extendemos el servicio a otras ciudades el accionar es más rápido”

0
0

Una de las áreas clave en el rastreo de personas con o sin vida es la unidad especializada de perros adiestrados de la Policía del Chaco.

El jefe del departamento Canes de la policía, el comisario inspector Daniel Altamirano, contó que el personal de su área se fue especializando con capacitaciones y actualizaciones.

“La idea es ir extendiendo el servicio hacia otras ciudades de la provincia como Sáenz Peña y Charata. Si se crean otras divisiones podremos contar con un rápido accionar”, indicó.

El departamento a su cargo viene trabajando hace tiempo en la búsqueda de personas desaparecidas y ayer presentó a una perra bloodhound, de cinco años de edad.

El guía de de Laika (así se llama) es el agente Osorio y una particularidad que tienen los bloodhound es su óptimo sentido del olfato. Tal es la precisión de la raza conocida popularmente como sabueso es que se las prefiere en la localización de supervivientes en catástrofes.

Al margen de la búsqueda de personas vivas o fallecidas, entre las tareas habituales del departamento está la detección de sustancias prohibidas, narcóticos y también se realizan exhibiciones en acontecimientos de importancia institucional.

Altamirano describió que el área a su cargo suele coordinar tareas con las comisarías, con la Policía Caminera, Drogas Peligrosas, e Investigaciones Complejas, entre otras. “Cada vez que surge un inconveniente o se denuncia que una persona está desaparecida, se activa el protocolo de búsqueda y se trabaja de manera conjunta”, indicó.

Con la creación de una nueva oficina para la búsqueda de personas el comisario inspector destaca que se suma personal capacitado en el área de informática y de comunicación para enlazar los protocolos de cada unidad.

Comentários no Facebook