Preocupa la escasez mundial de vacunas contra el coronavirus

0
15

Argentina no es el único lugar en donde las vacunas son insuficientes. La Unión Europea considera frenar las exportaciones de las vacunas de AstraZeneca hasta que el laboratorio cumpla su contrato. El programa COVAX de la OMS muestra sus falencias. El debate por liberar las patentes de las vacunas

Al igual que casi todas las regiones, Europa fue incapaz de conseguir la cantidad de dosis necesarias para frenar los contagiosAl igual que casi todas las regiones.

La producción de vacunas es escasa a nivel global. La altísima demanda producto de la pandemia global superó ampliamente la capacidad productiva de los diversos laboratorios del mundo, y muchos de ellos no pudieron cumplir con sus compromisos. Argentina lejos está de ser la única nación con problemas de abastecimiento.

A pesar de que la falta de dosis es casi universal, no todos los países comparten las mismas responsabilidades por la falta de vacunas y su distribución. Apenas fue posible, los países centrales compraron por adelantado un número de inmunizantes que ampliamente superaba a su población. Un ejemplo fue Canadá que reservó 414 millones de dosis a pesar de tener una población de 37,7 millones de habitantes.

A principios de febrero, según la OMS, se habían administrado unos 200 millones de vacunas contra covid-19: el 75% de las mismas se dieron en 10 países ricos. A la escasez se suma la inequidad. Pero a pesar del poder de presión que varios estados aplicaron para acopiar vacunas, su escasez alteró de todas maneras los planes de vacunación.

Europa: Cambios sobre la marcha y medidas de presión

Alemania reconoció esta semana que la tercera ola en Europa es inevitable debido a la escasez de vacunas: “Nos encontramos en la tercera ola de la pandemia, las cifras aumentan, el porcentaje de mutaciones es grande, aseguró el ministro de Salud de Alemania, Jens Spahn.

Debido a esta problemática, países como España están analizando seguir los pasos de Reino Unido de inyectar las vacunas a más personas con una sola dosis que a menos con dos. Este debate también se replicó en Argentina con las declaraciones del viceministro de Salud bonarense, Nicolas Kreplak, quien consideró “razonable” dar una sola dosis.

Por otro lado, naciones del viejo continente, como Dinamarca, Hungría o Polonia saltearon la negociación europea para realizar gestiones con China y Rusia, con el fin de adquirir sus vacunas. Esto se debió a la escasez y lentitud en la distribución de dosis desde la Unión Europea (UE).

La Unión Europea evalúa bloquear los envios de AstraZeneca a otros países hasta que no cumpla su contrato con la UE
Incluso con el poder de negociación de la UE, el objetivo de conseguir suficientes vacunas fue infructuoso y el organismo del viejo continente recurrió a medidas más directas. Un ejemplo de esto fue el cierre de exportaciones que llevó a cabo el organismo europeo para bloquear un embarque de AstraZeneca que tenía como destino a Australia.

Los fallos del sistema COVAX

El mecanismo Covax es una herramienta promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Europa que busca garantizar el acceso equitativo de todos los países a una vacuna que funcione para combatir el Covid-19. Fue firmado por más de 172 naciones con la pretensión de que funcione como un entendimiento conjunto para distribuir las dosis de manera universal independientemente de los recursos económicos de cada país.

Sin embargo, el sistema COVAX no logró cumplir con las expectativas que tenían muchas naciones que invirtieron en él. Por ejemplo, esta semana Paraguay manifestó su “insatisfacción” por la tardía llegada de vacunas.

La liberación de patentes

La escasez de dosis es tal que la BBC se hizo eco de los debates sobre la liberación de las patentes de las vacunas: “Vacunas de covid-19: ¿por qué no se liberan las patentes para que puedan producirse de manera masiva y que lleguen a todo el mundo?”, se preguntaron en el canal de noticias británico.

De manera similar, el ex presidente de Brasil, Lula Da Silva, instó al gobernante de los Estados Unidos, Joe Biden, para que convoque a una reunión del G-20 para tratar específicamente la cuestión de las vacunas. Otro de las medidas que le solicitó al presidente norteamericano fue la donación de vacunas que no utilice la nación del norte, como es el caso de las millones de dosis de AstraZeneca que al no haber sido aprobadas por la Food & Drugs Administration (FDA) y no se encuentra en circulación para ser inyectadas.

Comentários no Facebook