México superó los 200.000 muertos por coronavirus

0
2

México superó los 200.000 fallecidos por Covid-19 pese a completar nueve semanas con cifras a la baja, una tendencia que, sin embargo, no disipa el temor a una nueva ola de contagios.

«Son 200.211 las personas que lamentablemente han fallecido a causa de las complicaciones de la enfermedad», informó la noche del jueves José Luis Alomía, director de epidemiología de la Secretaría de Salud mexicana. En las últimas 24 horas se registraron 584 nuevas defunciones.

Hugo López-Gatell, vocero de la estrategia contra el coronavirus, atribuyó el alto número de decesos a que México ha tenido que enfrentar la pandemia con un sistema de salud público deteriorado por la «corrupción» sufrida durante años.

Además, de las personas que fallecieron el 87% tenía «al menos una enfermedad crónica» que agravó su cuadro clínico, añadió López-Gatell, informó la agencia de noticias AFP.

México, de 126 millones de habitantes, es el tercer país más enlutado por la pandemia en números absolutos después de Estados Unidos y Brasil. Su tasa de letalidad es la decimoséptima por 100.000 personas, mientras que los contagios superan los 2,2 millones.

México acumula nueve semanas con la curva en descenso, tras la pesadilla vivida en enero pasado, cuando se rompieron los récords de fallecidos e infecciones

Lejos quedaron las previsiones del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, que de un estimado inicial de 8.000 decesos pasó a 35.000 y luego a 60.000 en un escenario «catastrófico».

«Imaginé que iba a ser peor de lo que estaban suponiendo(…), pero resultó mucho más letal», dijo a la AFP el epidemiólogo Alejandro Macías, que en 2009 dirigió la estrategia contra el virus H1N1.

Según las autoridades, México acumula nueve semanas con la curva en descenso, tras la pesadilla vivida en enero pasado, cuando se rompieron los récords de fallecidos e infecciones, y los hospitales, sobre todo de la capital y su zona metropolitana, se desbordaron.

«Estamos en una relativa calma; en los hospitales ya hay más camas disponibles, se encuentra oxígeno porque ya no hay esas reuniones y fiestas» de fin de año, explicó Macías.

López-Gatell, advirtió obre el riesgo de una nueva ola de contagios cuando millones de mexicanos se preparan para las vacaciones de Semana Santa.

«No existe ninguna certeza, ni en México ni en el mundo, de que una curva epidémica irá descendiendo progresivamente», aseguró el funcionario.

López Obrador, quien padeció Covid-19 a inicios de febrero, enfrenta críticas por lo que algunos consideran medidas laxas contra la pandemia, y por relativizar la efectividad del tapabocas.

El mandatario alega que en su Gobierno nada se impone por la fuerza y reivindica que México fue de los primeros países latinoamericanos en iniciar la campaña de vacunación, el 24 de diciembre, con los médicos de la primera línea del combate a la epidemia. Su administración ha invertido unos 3.600 millones de dólares en la lucha contra el coronavirus.

«Vamos para abajo ya de la segunda ola, entonces tenemos que aprovechar a vacunar para que si se viene una tercera, ya nos agarre protegidos», comentó días atrás el presidente, que mantiene altos índices de popularidad.

Pero en medio de la rebatiña mundial por los biológicos, éstos llegan a cuentagotas, aún falta por vacunar personal sanitario y la meta de cubrir a las personas de la tercera edad antes de mayo se ve lejana. En tres meses, México ha recibido casi 10,7 millones de dosis, de las que ha aplicado 6,2 millones.

En tanto, la economía, que tuvo una caída histórica de 8,5% en 2020 debido a la pandemia, parece reflotar. Este mes, el banco central revisó al alza su estimado de crecimiento para 2021, que ahora ubica en un rango de 3,3% a 4,8%.

Pese a la intensidad de la segunda ola, las autoridades evitaron un cierre casi total como el decretado hace un año. Aunque con restricciones, numerosos sectores de la economía están activos.

 

Comentários no Facebook