Lanzaron convocatoria para proyectos de investigación en nano y biotecnología

La iniciativa destinará un total de $700 millones en cupo fiscal para proyectos de investigación, desarrollo, producción de bienes y servicios y mejoras de procesos y productos del sector nano biotecnológico.

Crédito: Télam

El ministro de Economía, Sergio Massa, lanzó este lunes la 4ta. convocatoria del Régimen de Promoción del Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna y la Nanotecnología, que otorga beneficios fiscales y financiamiento para la investigación y desarrollo de bienes y servicios para transformar al sector en un «actor clave» e impulsar la inversión en el mismo.

«El objetivo es aumentar los premios y beneficios fiscales para todos aquellos que quieran invertir en Investigación y Desarrollo», dijo Massa esta tarde en un acto en el que estuvo acompañado por el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus; el secretario de Economía del Conocimiento, Juan Manuel Cheppi, y representantes del sector privado.

El también precandidato a presidente por Unión por la Patria (UxP) sostuvo que la iniciativa apunta a promover a estos rubros para «transformarlo en un sector clave».

La Ley 27.685, que da origen a este Régimen de Promoción y que fue reglamentada el 16 de septiembre de 2022, establece una serie de beneficios fiscales y financiación para los proyectos de investigación y desarrollo en el marco de la nano y biotecnología.

Dichos beneficios son la amortización acelerada en el impuesto a las ganancias por los bienes declarados en el proyecto, la devolución anticipada del IVA, sobre los bienes de capital adquiridos a través del proyecto y un bono de crédito fiscal del 50% de los gastos por contrataciones de servicios de investigación y desarrollo.

La iniciativa destinará un total de $700 millones en cupo fiscal para proyectos de investigación, desarrollo, producción de bienes y servicios y mejoras de procesos y productos del sector nano biotecnológico, que «estará acompañado por US$ 1.300 millones adicionales del programa de Crédito Argentino», agregó Massa.

Para Massa, «construir desarrollo con valor agregado es parte de la solución de los problemas de Argentina. Cuando tenemos la capacidad de generar en biotecnología una vacuna o en nanotecnologia alguna solución en comunicación o algún mecanismo de protección de semillas, empezamos a exportar trabajos de mucha calidad y salarios buenos».

Desde que se sancionó la ley original, en 2007, se abrieron tres convocatorias a la fecha (2019-2020-2021), en las que se otorgaron beneficios fiscales por $590 millones a distintas empresas que desarrollaron proyectos dinámicos, motivando la generación de empleos de calidad para las y los argentinos y generando ingresos para la economía nacional.

En Argentina hay más de 200 empresas biotecnológicas y 77 empresas nanotecnológicas locales que generan más de 30.000 empleos formales de los cuales más de 1.130 corresponden al sector de I+D.

A nivel mundial, las empresas biotecnológicas nacionales generan US$ 2.100 millones en ventas al año; mientras que las nanotecnológicas, que ingresarán al régimen, tienen la posibilidad de competir en un mercado que supera los US$ 75.000 millones.

Por su parte, Filmus sostuvo que el programa «es un orgullo» y que Argentina «necesita generar una transformación del modelo productivo y no existe eso sin el apoyo del estado a la investigación científico tecnológica y a la transferencia tecnológica».
Asimismo, Filmus remarcó que «en los últimos años las ventas crecieron 6%, las exportaciones 18%, los trabajos el 7% y la cantidad de investigadores un 27%», por lo que «después del sector de investigación clínica es el sector que más ha crecido en trabajo calificado».

A su turno, Cheppi subrayó que esta convocatoria «tiene que ver con una política de Estado que ha crecido en los últimos años y que «esta ley marca un rumbo para que crezca y sea un gran factor de ingreso de divisas».

Fuente: Télam