La intendenta Pascua no se presentó a declarar en la causa por malversación y enriquecimiento ilícito

0
0

Estaba citada para el viernes, pero adujo problemas de salud, informó el fiscal, Sergio Ríos. El funcionario judicial anticipó que una vez que supere su dolencia, será nuevamente citada a declarar. Se la acusa de malversación de caudales públicos, fraude contra la administración pública y enriquecimiento ilícito.

En el marco de la causa que se le sigue por malversación de caudales públicos, fraude contra la administración pública y enriquecimiento ilícito, la intendenta de Enrique Urien, Liliana Pascua, no se presentó ante la Justicia el viernes, día en el que estaba citada a prestar su declaración en calidad de imputada. Adujo problemas de salud.

Sergio Ríos, quien integra el equipo fiscal que investiga a la intendenta explicó que desde el Ministerio Público se aguarda con mucho interés la versión que tendrá para dar la jefa comunal en todo lo concerniente a los delitos que se le imputan.

“Ella va a ser llamada nuevamente a declarar ya que no se presentó a la declaración de imputada, por encontrarse con un problema de salud”, explicó el fiscal en declaraciones a Radio Manantial de Villa Ángela.

El fiscal recordó que días atrás concurrió junto a su par, Gisela Oñuk, a la municipalidad de Enrique Urien a los efectos que se suministre toda la documentación relativa al salario que percibe mensualmente Pascua como intendente de la localidad.

“Se está investigando en ese sentido, con respecto a la casa que tiene en Villa Ángela, un enriquecimiento ilícito. Para eso uno debe saber el ingreso con el que cuenta que de acuerdo a los oficios que hicimos al AFIP. Ahí detectamos que el único ingreso es el sueldo que percibe como intendenta y estamos a la espera del peritaje, donde se hizo un relevamiento completo de metros cuadrados cubiertos y sin construir de los terrenos que hay ahí de 30 metros por 40 metros, relevamiento del mobiliario que hay ahí y eso se le da al trazador, del cual estamos esperando la evaluación”, sostuvo.

Y aclaró que aún se necesita saber cuánto ganó en determinado tiempo y si ese dinero es suficiente para construir esa casa. “Nos está faltando este último dato, que lo tendremos esta semana”, anticipó.

Por otra parte, el fiscal manifestó que se evaluará si se está en condiciones de decir si con el sueldo alcanza para construir la casa, adquirir el mobiliario y los terrenos comprados o si por el contrario esos sueldos son insuficientes.
“Tendrá que justificar cómo construyó esa vivienda, cómo compró el terreno, el mobiliario y en el caso que no resulte satisfactorio por ser inferiores los sueldos, se procederá a la imputación por enriquecimiento ilícito”, añadió.

Además, en relación a la vivienda de la intendenta Pascua en Enrique Urien el fiscal mencionó que la misma es una casa que fue construida para personas de bajísimos recursos y pueblos originarios.

“Son viviendas con comodidades básicas y al momento de hacer el allanamiento nos encontramos con una modificación en una casa que ocupaba la señora Pascua sin ser de bajos recursos, tiene un sueldo digno como intendenta, por otra parte no pertenece a ninguna etnia de pueblos originarios, además de ellos, la casa presentaba importantísimas reformas, como ser un levantamiento del techo originario, se hizo de dos plantas, con parrilla, quincho, un garage para dos vehículo,  siete aires acondicionados, nuevo dormitorio, por lo que entendimos que se había defraudado por abuso de confianza incurriendo al artículo 174 inciso 5 del código penal y, por la posición que ocupa la señora Pascua, que escasa no fuera asignada se procedió como medida cautelar a excluir a toda persona que ingrese ahí, dejando a otra vecina, que también ocupa otra casa y hace de empleada doméstica, cuida los perros que están ahí y realiza el mantenimiento”, dijo Ríos.

“El defensor dijo en los medios que la casa se había hecho una reforma para casa de servicio, que no era una casa ocupada por la señora Pascua, sino por ejemplo para médicos que concurrían a la localidad y que no había casa disponible. Nosotros entendemos que eso es insatisfactorio porque hemos constatado in situ que allí había elementos personales propio de una familia, en este caso de la señora Pascua, donde había mobiliario y cuadros. Todo lo que hace pensar que está ocupada por esa familia”, remarcó.

Comentários no Facebook