En el Chaco, Capitanich y Cabandié anunciaron un Proyecto de Ley para la penalización de los desmontes ilegales

Además, entregaron financiamiento y equipamiento para el desarrollo forestal de los bosques nativos.

Junto al gobernador Jorge Capitanich, el ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, visitó este martes la localidad de Machagai, en Chaco, donde anunció el proyecto de ley para la penalización de los desmontes ilegales. Además, entregaron financiamiento y equipamiento para el desarrollo forestal de los bosques nativos.

El gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, mencionó que la provincia tiene 99.633 kilómetros cuadrados, de los cuales entre el 46 y 49% es superficie boscosa. En este sentido, se refirió a la protección ambiental que en la provincia alcanza a un 20% del territorio y manifestó que “llevamos densificación a la reserva de biodiversidad en la República Argentina en el marco de la solidificación de la política ambiental”. Agregó que el Chaco aporta “el oxígeno al mundo” y que “somos acreedores ambientales”.

En cuanto al proyecto de Ley, el gobernador dijo que desde el Chaco se propicia “la penalización y tipificación de desmonte ilegal”, y relató que se hicieron audiencias públicas por consenso para el ordenamiento territorial del monte nativo.

Capitanich comentó que la provincia sufrió desmonte ilegal equivalente a 36 mil hectáreas y sostuvo que esto es “absolutamente nocivo para el ambiente”. De esta manera, comunicó que la penalización iría de 3 a 10 años de prisión y multas significativas. “Creemos que debería ser tratada en el Congreso de la Nación ya que es un resguardo importante para evitar el desmonte ilegal”, señaló.

Por otra parte, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, manifestó que desde su cartera se promueve la actividad productiva sostenible y dijo que es necesario “tener una visión federal”, ya que “desde una visión centralista, lo mejor es no tocar el bosque”. El ministro dijo que las políticas públicas del Chaco “permiten el sostenimiento de los bosques, fortaleciendo la industria planificada que brinda ingresos y calidad de vida al entramado social que trabaja alrededor de la madera”.

Cabandié aseguró que la Ley de Bosques permite “fortalecer estas actividades” a partir de una dinámica que permite el incremento de los fondos a las provincias.

“El mejor camino es conservar y pensar que el ambiente está integrado por personas que tienen que tener las necesidades satisfechas”, expresó el ministro.

Por otro lado, Sebastián Lifton, ministro de Producción, Industria y Empleo del Chaco, repasó el proceso en el que Chaco comenzó a pensar la protección del ambiente sin dejar de lado el desarrollo industrial. “Chaco es un gran ejemplo de lo que implica una política pública a largo plazo”, indicó.

 

 

 

Antecedentes y Fundamentación:

 

La magnitud de la crisis climática obliga a la búsqueda de nuevas respuestas desde el Estado para hacer frente a una de las principales amenazas globales de nuestro tiempo: el cambio climático.

Los desmontes o cambios de uso de suelo son la principal contribución al cambio climático en el Gran Chaco Argentino,por lo cual resulta necesario tomar medidas que limiten al máximo este tipo de prácticas. Solo en nuestra provincia,tuvimos más de 36.000 hectáreas de desmonte ilegal en elaño 2022.

La actualización del OTBN firmada por Decreto N° 2157/22 del Poder Ejecutivo, en plena vigencia conforme resolución de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, ha resuelto parte de la problemática pero es necesario continuar avanzando en la protección de los bosques nativos chaqueños, dado que su integridad resulta fundamental para asegurar la provisión de los servicios ecosistémicos y potenciar la inserción de la provincia de Chaco a nivel mundial como líder en conservación de la naturaleza.Algunas justificaciones importantes para respaldar la penalización del desmonte ilegal son:

Conservación de la biodiversidad: El Gran Chaco es una de las áreas de mayor biodiversidad del mundo,albergando una amplia variedad de especies vegetales y animales, muchas de las cuales son endémicas y están en peligro de extinción. Los desmontes ilegales representan una grave amenaza para la biodiversidad de la región al destruir hábitats naturales y fragmentar los ecosistemas. Penalizar estas actividades contribuiría a preservar la riqueza biológica única del Gran Chaco.

Protección del agua y los recursos hídricos: El Gran Chaco es una fuente vital de agua dulce para la región,albergando acuíferos subterráneos y cursos de agua que abastecen a numerosas comunidades y ecosistemas. Los desmontes ilegales pueden resultar en la degradación de la calidad del agua y la disminución de los recursos hídricos disponibles, lo que afecta la disponibilidad de agua potable, la agricultura y la supervivencia de la flora y fauna acuática. Penalizar estas prácticas es esencial para proteger los recursos hídricos y garantizar su sostenibilidad a largo plazo.

Mitigación del cambio climático: La deforestación y los desmontes ilegales contribuyen significativamente a las emisiones de gases de efecto invernadero y al cambio climático global. El Gran Chaco, con su vasta extensión forestal, almacena grandes cantidades de carbono en su biomasa vegetal. Penalizar los desmontes ilegales ayudaría a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y a preservar los sumideros naturales de carbono, contribuyendo así a los esfuerzos de mitigación del cambio climático.

Protección de los derechos de las comunidades locales y los pueblos indígenas: El Gran Chaco es hogar de numerosas comunidades locales y pueblos indígenas que dependen directamente de los recursos naturales y los servicios ecosistémicos de la región para su subsistencia y cultura. Los desmontes ilegales amenazan su modo de vida, al destruir sus tierras, agotar los recursos naturales y generar conflictos por el acceso y control de los mismos. Penalizar estas prácticas ilegales garantizaría la protección de los derechos y el bienestar de estas comunidades.

Cumplimiento de la legislación y el estado de derecho: La penalización de los desmontes ilegales en el Gran Chaco es necesaria para asegurar el cumplimiento de las leyes y regulaciones ambientales establecidas. Establecer sanciones y consecuencias para aquellos que violen las normas contribuye a fortalecer el estado de derecho y desincentiva la realización de actividades ilegales. Además, promueve una cultura de respeto y cuidado del medio ambiente, fomentando la responsabilidad ambiental en todos los sectores de la sociedad.

Es por ello que se propone la siguiente formulación paraincluir como delito del Código Penal Argentino al desmonte ilegal:«Será reprimido con prisión de 3 a 10 años el que en infraccióna las normas nacionales, provinciales y/o municipales oexcediéndose en la habilitación que le hubiere sido conferidapor los organismos administrativos competentes, realizare desmontes y/o actividades de tala, totales o parciales, sobre Bosques Nativos. Si se acreditare que dichas actividades tuvieron ánimo de lucro se aplicará, conjuntamente a la pena de prisión, una multa de entre 30 y 500 SMs. Quedan excluidos de las penas mencionada en el primer párrafo de este artículo los Agricultores Familiares y miembros de Comunidades Indígenas que realicen actividades para su subsistencia sin afectarla conservación,el manejo sostenible y el desarrollo sostenible de los Bosques Nativos.”

 

 

Asistencia Financiera para el desarrollo Foresto – Industrial del Bosque Nativo

El Gobierno también anunció la asistencia financiera a cinco titulares de establecimientos (carpinterías) chicos dedicados a la producción de muebles tradicionales(madera maciza) de madera nativa, de la localidad de Machagai, registrados en la Dirección de Bosques, que cuenten con la infraestructura necesaria para realizar la conversión industrial hacia muebles de tableros alistonados, a partir de la incorporación de tecnología.

Inversión: 1 kit compuesto por:1 escuadradora telescopica,1 Atornillador (taladro de mano con percutor), 1 Taladro de banco, 1 Taladro de mano, 1 Clavadora neumática, y 8 Prensas De mano.

Monto: $17.649,609 (Aporte Dirección Nacional de Bosques=$16.807.383; Aporte Contraparte Ministerio de Producción Chaco= $ 2.747.313).