Empresas alemanas acompañan la recuperación de Argentina

0
4

El secretario de Industria y Desarrollo Productivo de la Nación se reunió con BASF y Mercedes-Benz en Alemania. Durante las reuniones ratificaron las inversiones en Argentina así como las iniciativas para aumentar las exportaciones.

Foto: Ministerio de Economía

 

El secretario de Industria y Desarrollo Productivo de la Nación, José Ignacio de Mendiguren, se reunió en Stuttgart con autoridades de la automotriz Mercedes-Benz y en Ludwigshafen con directivos de la química BASF. Durante las reuniones de trabajo, desde Mercedes-Benz AG ratificaron las inversiones en Argentina así como las iniciativas para aumentar las exportaciones.

Desde BASF se mostraron optimistas con el futuro del país, analizaron los distintos proyectos de inversión para este año y agradecieron el aporte del gobierno argentino para acompañar al sector agropecuario en el marco de la sequía. La gira en Alemania representa una continuidad de la visita que realizó el canciller alemán, Olaf Scholz, a Argentina en enero de este año.

“El trabajo con las empresas alemanas nos permite ser optimistas. Más allá de las dificultades que atravesamos, en todos los encuentros que tuvimos nos presentaron planes de inversión, porque miran el mediano y largo plazo y ven que tenemos los recursos y hay oportunidades para el desarrollo de tecnología en nuestro país”, afirmó Mendiguren al concluir su agenda de trabajo en Alemania, que comenzó con un encuentro con el canciller Scholz en la inauguración de la Feria Industrial de Hannover, e incluyó también reuniones con cámaras industriales, inversores y autoridades federales en la ciudad de Frankfurt.

Agricultura sustentable y nuevas tecnologías

En Ludwigshafen, Mendiguren visitó las instalaciones de BASF, empresa alemana especializada en química orgánica, que tiene más de 70 años de presencia en Argentina y opera 4 plantas productivas, 2 en Buenos Aires y 2 en Santa Fe. Durante el encuentro, el gerente senior de Soluciones Agropecuarias, Matthias Kastriotis, agradeció el apoyo del gobierno argentino a los productores agropecuarios en el marco de la sequía. Mientras que el gerente senior de Industria, Comercio y Relaciones Internacionales, Jan von Herff, aseguró que la empresa “estuvo, está y acompañará” al país en este momento y afirmó que no duda y apuesta a su rápida recuperación. En ese sentido, resaltó que el país es un jugador importante en el actual contexto para las actividades de la empresa, y ratificó el mantenimiento de las inversiones previstas para 2023.

BASF es una empresa líder en química orgánica, con una facturación global superior a los U$S 80 mil millones y 110 mil trabajadores en todo el mundo. La planta de Ludwigshafen, ubicada a la vera del Río Rin, tiene una superficie de 21 km2 y emplea a 39 mil personas.

En la reunión, las autoridades subrayaron que Argentina y la región tienen una gran oportunidad en el desarrollo de la industria química orgánica a nivel global debido a los altos costos de producción que se registran actualmente en Europa y su dificultad en el acceso a las materias primas. La firma, además, trabaja en la formación de “agricultores de futura generación”, un esquema de desarrollo del sector basado en la agenda de sustentabilidad, la incorporación de drones, la digitalización, el desarrollo de software y su aplicación en la industria, con especial énfasis en las grandes extensiones de campo. Para las autoridades de BASF, Argentina posee los recursos para ocupar un lugar de liderazgo en el mundo en esta materia.

Inversiones de Mercedes-Benz en el país

En Stuttgart, Mendiguren, junto con el director global de Materias Primas de Mercedes-Benz AG, Stephan Gallmeister, y el director de Proyectos Estratégicos de Industrialización de Daimler AG, Sven Witzenhause, repasó los avances en los proyectos de inversión que le permitieron a la empresa alemana aumentar un 20% su producción en Argentina durante 2022 e incrementar las exportaciones.

Mercedes-Benz instaló su primera fábrica en Argentina en el año 1951, convirtiéndose en el primer país en recibir inversiones de la firma fuera de Alemania. En la actualidad, posee dos plantas industriales, una en Virrey del Pino y otra en Vicente López.

Desde la planta de Virrey del Pino, donde fabrica la tercera generación de Sprinter, la compañía exporta actualmente el 70% de la producción a países de la región y a Estados Unidos.

Las autoridades de la empresa resaltaron el buen desempeño que viene mostrando la industria automotriz en general, y la compañía en particular en Argentina.

En la reunión trabajaron también sobre los desafíos de la industria automotriz a nivel global a partir de la incorporación de nuevas tecnologías para reducir las emisiones de carbono y la reestructuración de la cadena global de insumos. En el marco de la creciente fabricación de vehículos eléctricos y el aprovisionamiento de insumos estratégicos, se conversó sobre las capacidades que tiene Argentina para abastecer de litio y desarrollar y fabricar baterías.

 

Comentários no Facebook