El Insssep intimó a Gustavo Martínez por la deuda de aportes sociales

0
3

El organismo le dio un plazo de 30 días hábiles para regularizar la situación.

Por medio de una carta documento, el Insssep intimó formalmente a la Municipalidad de Resistencia por la deuda que mantiene en concepto de «aportes y contribuciones», que hasta el 31 de octubre del 2020 ascendía a más de 151 millones de pesos.

En la misiva,  el organismo previsional le da un plazo de 30 días hábiles administrativos para regularizar la situación, bajo apercibimiento de proceder a la ejecución fiscal y a imposición de sanciones previstas en el artículo 45 de la Ley 800-H (ex 4044) del Régimen de Previsión Social de la Provincia.

Se trata de una deuda generada desde el inicio de la gestión de Gustavo Martínez, que -según denuncia el Sindicato de Trabajadores Municipales- le descuenta los aportes patronales a los empleados pero no transfiere ese dinero al Insssep.

De acuerdo a la carta documento, fechada el miércoles 10 de marzo, el organismo previsional le reclama al intendente Gustavo Martínez una suma de $151.840.424,27. No obstante, ese es el monto devengado hasta el 31 de octubre de 2020, y hay que tener en cuenta que desde ese día la deuda se incrementó.

EL MUNICIPIO DE GUSTAVO MARTÍNEZ, COMPLETAMENTE ENDEUDADO

La deuda reclamada por el Insssep en concepto de aportes sociales y contribuciones no pagados no es el único «agujero financiero» de la Municipalidad de Resistencia administrada por Gustavo Martínez. 

A esos más de 151 millones de pesos hay que agregarles las deudas con Secheep, Sameep, y al mismo STM. Además, también hay un retraso importe con la empresa PIM, que presta el servicio de recolección de residuos, y a choferes.

«Hay cataratas de juicios. La Municipalidad está endeudada», afirmaron desde el sindicato.

Comentários no Facebook