El Banco Mundial descartó que se le perdone la deuda a Argentina y recomendó que firme un acuerdo con el FMI este año

0
1
El Banco Mundial descartó que países como Argentina puedan tener beneficios de condonación de deudas como los que promueve el G20 entre las economías más pobres para evitar crisis financieras derivadas de la pandemia. El presidente de ese organismo David Malpass, consideró que el país necesitará políticas que fomenten “el crecimiento y la inversión”.
En una conferencia de prensa centrada en la relación del Banco Mundial con los países de Latinoamérica y el Caribe, el máximo funcionario de ese organismo habló sobre los préstamos hechos hacia la Argentina en el contexto de la crisis sanitaria. “Estamos trabajando para proporcionar USD 10 mil millones de asistencia para América Latina y una parte de eso pasa por las redes de seguridad social”, afirmó Malpass, y mencionó programas en Brasil, Bolivia y Argentina.
En ese sentido, el director para la región Carlos Felipe Jaramillo destacó el caso de Argentina y Ecuador, por no contar con acceso a financiamiento en los mercados internacionales. “Su compromiso de financiar las transferencias sociales es tan fuerte que volvieron a priorizar el gasto, ellos saben lo importante que son. Además, pudimos financiar algunos tramos adicionales de esos programas para que puedan llevarlos a cabo por completo”, explicó.
Consultado sobre la posibilidad de un “perdón” de la deuda como la que fomentan los organismos internacionales para las economías más pobres, Malpass dijo esa política no aplica para casos como Argentina o Ecuador que no tienen acceso al mercado de capitales internacional.
“La idea central de la iniciativa del G20 está dirigida a los países más pobres del mundo. Argentina enfrenta desafíos específicos en la reestructuración de su deuda y también, puedo decir, en términos de las políticas como nación para superar las diversas crisis de deuda”, apuntó el presidente del Banco Mundial.
“En realidad -corrigió- las décadas de crisis de deuda que han plagado a Argentina, para entonces pasar a un entorno más estable con políticas gubernamentales que apoyan el crecimiento y la inversión. Esos son desafíos importantes y de cierta forma distintivo de la Argentina debido al tamaño de la deuda”, consideró Malpass.
“Ecuador va a unas elecciones y recientemente ha realizado una reestructuración de su deuda que estabilizó la situación. También tienen un uso muy efectivo del dólar estadounidense y eso evita los problemas que Argentina ha sufrido durante muchas décadas de devaluación y altas tasas de inflación, por lo que Ecuador tiene un clima y una perspectiva diferente que puede permitir formas de avanzar, ir más allá de la propia reestructuración de la deuda”, concluyó el mandamás del organismo que depende del Fondo Monetario Internacional.
Por su parte, Carlos Jaramillo opinó que “todos sabemos que la situación de Argentina es difícil debido a la deuda y que es muy importante que puedan alcanzar con éxito un programa con el FMI este año. Y estamos tratando de ver cómo podemos ayudar”, aseguró el director del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.
“Creo que la gran tensión es la necesidad importante de aumentar más la inversión en la economía y hacerla más competitiva, y al mismo tiempo encontrar financiamiento no inflacionario, y eso es muy difícil en ese contexto. Creo que el acuerdo de los tenedores de bonos privados fue un muy buen primer paso que han dado. Y estamos tratando de ver cómo podemos apoyar desde el Banco Mundial”, apuntó Jaramillo.
“Tenemos un programa que está muy enfocado en ayudar a mejorar sus servicios clave a mediano y largo plazo esto será importante en agua, salud, transporte urbano y también transferencias sociales para la población más vulnerable. Creo que esta será absolutamente la clave a medida que la economía argentina continúe. Y también nos gustaría ayudar en el lado de la competitividad y en temas digitales”, cerró el funcionario.
El Gobierno todavía aspira a cerrar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional en mayo. De acuerdo a fuentes oficiales, la negociación con el organismo se desarrolla en forma normal, más allá de la retórica encendida del presidente Alberto Fernández de la semana pasada ante la Asamblea Legislativa.
El ministro de Economía Martín Guzmán realizará un viaje breve a Washington para reunirse con la directora gerente del organismo multilateral, Kristalina Georgieva, y con el staff que conduce la negociación técnica y permanecerá allí unos días para buscar un encuentro con la nueva secretaria del Tesoro norteamericano Janet Yellen.

Comentários no Facebook