Detectaron dos casos nuevos de la variante Delta de coronavirus en la Argentina

0
0

Se trata de una persona de 40 años proveniente de Estados Unidos y de otra de 34 años, que estuvo dos meses en Venezuela. Ambos tenían subieron al avión con PCR negativo. Las muestras fueron secuenciadas en el Instituto Malbrán

Fuentes del Ministerio de Salud de la Nación y el Instituto Malbrán confirmaron a Infobae que ayer fueron detectadas dos personas con variante Delta de coronavirus en el país, pero aseguraron que Argentina no registra circulación comunitaria de esta variante de preocupación.

Se trata de dos personas que antes de subir al avión habían realizado un examen de COVID-19 con PCR negativo. Sobre los nuevos dos casos, la cartera sanitaria informó que el primero se trata de un viajero de 42 años, residente de la Ciudad de Buenos Aires, que arribó al país el 15 de junio desde Miami. El pasajero presentó una prueba de PCR negativa previa al vuelo y un test de antígeno también negativo realizado al arribar al país.

La persona refirió haber recibido la vacuna Janssen R el 5 de junio, presentando síntomas leves que relacionó con un cuadro de alergia. El 23 de junio se realizó un estudio de PCR de seguimiento con resultado detectable, por lo que se encuentra actualmente en aislamiento. Ayer el Instituto ANLIS Malbrán confirmó la detección de variante Delta. El viajero convive con un familiar que actualmente se encuentra internado cursando un cuadro de neumonía. La jurisdicción está realizando los estudios de foco correspondientes al viajero y a su familiar.

En cuanto al segundo caso, es un viajero de 35 años también residente de Ciudad de Buenos Aires, que dijo haber permanecido dos meses en Venezuela, y regresó al país el 21 de junio (vía Panamá-Bogotá). Presentó test PCR negativo previo al vuelo y test de antígeno realizado al arribo al país también negativo. El 23 de junio comenzó con síntomas (diarrea y mialgias); y un día después se realizó un test de antígeno con resultado positivo y PCR detectable, por lo que se derivó para cumplimiento del aislamiento a un hotel sanitario de la Ciudad. También en este caso, el Instituto Malbrán confirmó ayer 1 de julio la detección de variante Delta. El viajero refirió haber tenido contacto con una persona que actualmente se encuentra asintomática y en seguimiento por la jurisdicción.

Los expertos sanitarios del Ministerio de Salud insisten en que, pese al test de antígeno negativo inicial, cobra mucha importancia mantener un aislamiento preventivo al arribar y realizarse un hisopado por PCR al séptimo día. También confirmaron que la vigilancia genómica en el país se realiza a través del Instituto Malbrán y el Proyecto PAIS que ya ha secuenciado más de 1.000 genomas virales de SARS-CoV-2 desde el inicio de la pandemia a la fecha.

De acuerdo al último informe de la vigilancia genómica de SARS CoV-2, en base a datos registrados en el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud de casos secuenciados por el INEI-ANLIS, la distribución porcentual de muestras correspondientes a variantes prioritarias y no prioritarias en viajeros es 36% Gamma (Manaos); 22% Alpha (Reino Unido); 6% Lambda (Andina); mientras que el 28% corresponde a variantes que no son prioritarias.

El 21 de junio último el Ministerio de Salud de Argentina desde su cuenta en Twitter informó que el Laboratorio Nacional de Referencia ANLIS-Malbrán detectó la variante Delta en un viajero positivo proveniente de Estados Unidos y descartó que haya circulación de esa variante porque hasta ahora los casos hallados fueron de viajeros “Se trata de un hombre de 26 años que llegó al país el día 4 de junio procedente de Estados Unidos. Al momento del arribo, el pasajero presentaba una PCR negativa realizada 48 horas previas al viaje, y al ingresar al país presentó test de antígeno positivo y se derivó la muestra al laboratorio de referencia para el análisis genómico”, indicó la nota de prensa emitida por la institución sanitaria.

Antes, el 10 de junio pasado, la directora de Migraciones, Florencia Carignano, confirmó que se detectaron dos casos de coronavirus de la variante Delta. “Nosotros hemos detectado dos casos de la variante Delta en Ezeiza, por eso es tan importante el hisopado que se hace acá en la Argentina. Los aislamos automáticamente en hoteles junto a todos sus contactos estrechos”, informó la funcionaria. Según detalló, eran dos pasajeros que habían subido al avión con testeos PCR negativos, pero al ser hisopados en Ezeiza se detectó que habían contraído el virus. Hasta el momento, los contactos estrechos no contrajeron la enfermedad y transitaron el aislamiento sin síntomas.

“Se habían testeado 72 horas antes de subirse al avión. Cuando llegaron a Ezeiza, dieron positivo. Esos hisopados se mandaron al Malbrán, que detectaron qué tipo de cepa era. A partir de ahí se buscan los contactos estrechos, quiénes estaban sentados al lado, y se los aísla y se hace un monitoreo. Por esa razón, estas personas no circularon libremente y no se extendió el contagio”, explicó Carignano. Son dos menores de edad que arribaron el 24 de abril procedentes de París y residen en la Ciudad de Buenos Aires.

“La variante Delta, identificada originariamente en India, es una de las variantes de preocupación que se encuentran bajo vigilancia por las autoridades sanitarias nacionales”, explicaron desde el Ministerio de Salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) catalogó la cepa Delta de coronavirus como una “variante de preocupación” que ya está presente en 96 países. Se trata de una variante que es hasta un 80% más contagiosa que la cepa original de Wuhan, China, y un 40% más infecciosa que la variante Alpha o Gamma.

Desde los primeros casos registrados en el mundo, los especialistas alertaron acerca de su “alta contagiosidad”. Ahora, expertos australianos hicieron saber a su población que esta mutación puede propagarse durante un breve encuentro que dure entre cinco y diez segundos.

Paradójicamente, Delta nació casi sin que las autoridades sanitarias lo percibieran: mientras en diciembre de 2020 el mundo miraba hacia el Reino Unido y se descubría una mutación allí surgida que se expandió rápidamente por toda Europa, en simultáneo, pasaba inadvertido que en una región de la India con casi el doble de población que Reino Unido se detectaba la variante hoy llamada Delta, de la cual no se supo su peligrosidad hasta que se convirtió en dominante, ya en la primavera boreal de 2021.

Así, a la mayor capacidad de transmisión, la variante sumó luego su aptitud de eludir los anticuerpos generados por las vacunas, que se vio que podría ser hasta ocho veces mayor que la del coronavirus original, según un reciente estudio in vitro.

Aun así, los especialistas aseguran que las vacunas siguen siendo eficaces para evitar la hospitalización y la muerte frente a esta versión del SARS-CoV-2, aunque para eso lo recomendable es que la vacunación sea completa.

Comentários no Facebook