Con Alberto Fernández en Olivos y Cristina Kirchner y Sergio Massa en el Congreso, el Gobierno define los últimos lugares en las listas

0
0

Las sedes de las terminales políticas centrales del Frente de Todos se encontraban en pleno funcionamiento esta tarde, horas antes del cierre de listas de mañana de cara a las PASO de septiembre. Hoy es el pico de las negociaciones, que empezaron hace semanas, se intensificaron en los últimos días y continuarán el sábado en locaciones aún inciertas. Mientras tanto, hay dudas sobre el lugar donde firmarán los pre postulantes para las primarias. Se habla de la Casa Rosada y de la sede del PJ nacional.

Desde la mañana el presidente Alberto Fernández se encontraba en Olivos junto a su asesor y armador, Juan Manuel Olmos; mientras que el presidente de la Cámara de Diputados y titular del Frente Renovador, Sergio Massa; el titular del interbloque oficialista y jefe de La Cámpora, Máximo Kirchner, la vicepresidenta Cristina Kirchner y el ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro atendían a los dirigentes en el Palacio del Congreso, en los despachos respectivas Cámaras.

En tanto, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, estuvo en la residencia presidencial por la mañana, y se trasladó temprano por la tarde a la Casa Rosada. Todos intervienen a contrarreloj en las internas en los distritos más importantes del país, donde las disputas por los lugares en las nóminas están abiertas.

Los líderes reciben en sus oficinas, y hablan por teléfono o por chat con los principales referentes de las provincias. Anotan sus preferencias, escuchan sus deseos, y explican las posibilidades a cada uno. También dialogan entre sí en el intercambio de figuritas del diseño electoral de las listas. Los detalles se mantenían en reserva, aunque trascienden a cuentagotas algunos adelantos sobre los posicionamientos de los nombres que se conocieron en las últimas semanas.

Santiago Cafiero

Ya aparecieron algunas definiciones “oficiales”, a pesar de que la oficialización será mañana. En la provincia de Buenos Aires trascendió días atrás que Tolosa Paz encabezará la lista para Diputados, acompañada por el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán. Hoy, la presidenta del Consejo Nacional de Políticas Sociales estuvo en Olivos.

Las dudas ahora giraban en torno al resto de los nombres en el distrito que aporta la mayor cantidad de bancas -en total son 17-, donde habrá representación del “albertismo”, el kirchnerismo, el massismo, los movimientos sociales, y los intendentes. También el gobernador Axel Kicillof aspira a poner personas de su confianza en el Congreso, pero sobre todo en la Legislatura y el Senado bonaerense.

Algunas pistas de lo que pasará mañana se conocieron hoy a través de las redes sociales. Esta tarde el Presidente confirmó que el Frente de Todos de Córdoba llevará al senador Carlos Caserio, ex schiarettista que se acercó al gobierno nacional, al tope de la lista para Senadores, junto a la dirigente camporista local Gabriela Estévez. Y que el candidato elegido para liderar la lista de Diputados por Córdoba será el secretario de Obras Públicas de la Nación e intendente de Villa María de licencia, Martín Gill. Su figura se impuso contra la del secretario de Derechos Humanos nacional, Martín Fresnea, de perfil “más progresista”, como lo describieron en el armado, otro nombre que estaba en la gatera.

En tanto, se afianzan las apuestas del gobernador Juan Schiaretti, que conduce la fuerza peronista provincial Hacemos por Córdoba, de relación oscilante con Alberto Fernández y alejada de Cristina Kirchner, a la actual diputada nacional Alejandra Vigo -la esposa del jefe provincial-; y para la Cámara de Diputados a la legisladora provincial Natalia de la Sota -hija del fallecido ex gobernador José Manuel- como representantes de Hacemos.


Alberto Fernández y Martín Gill

En la Ciudad, las aguas aparecían agitadas y el panorama poco definido a medida que se acerca el límite para la inscripción. El legislador porteño Leandro Santoro aparece como el número puesto para liderar en el distrito porteño donde Juntos por el Cambio gana cómodo en cada elección desde 2007. Anoche estuvo hasta tarde en la Casa Rosada junto al Presidente, que le da su apoyo.

En el mismo bastión, la diputada nacional Gisela Marziotta, del Peronismo por la Ciudad, que conduce el armador porteño Víctor Santa María, también quiere ir a la lista nacional del Frente de Todos para la Cámara de Diputados, en lugar de la nómina por la Legislatura, como se creía. En las últimas horas se estaría definiendo que acompañe a Santoro en segundo lugar. El fundador de Los Irrompibles impulsaba a su compañera de bloque, Victoria Montenegro. El nombre de otra legisladora, María Rosa Muiños, vicepresidenta del PJ, perdía fuerza: iría a la Defensoría del Pueblo.

Otro bastión central en las conversaciones es la disputa por la lista de candidatos para las PASO de septiembre en Santa Fe, que a horas del cierre está indefinida. Es uno de los escenarios más complejos:. hay riesgo de que haya PASO, e incluso de que la fuerza local Hacemos Santa Fe vaya por fuera del Frente de Todos.

Agustín Rossi junto a Alejandra Rodenas

Los nombres de los referentes que aspiran a ocupar un lugar en las listas muestran la tensa relación de la Nación con la tercera provincia más poblada, que conduce Omar Perotti. Aunque son del mismo color político, hay roces por el armado independiente del gobernador, reticente a algunas decisiones nacionales. La disputa más reciente fue por el freno que impuso el Gobierno a las exportaciones de carne.

Perotti impulsa como cabeza de la lista para el Senado a un hombre de su confianza, Roberto Mirabella. Mientras que el ministro de Defensa, Agustín Rossi, que quiere competir por la gobernación en 2023, confirmó esta tarde a través de Twitter que busca ser candidato a Senador -venía desmintiéndolo ante cada consulta en público y en privado-, acompañado por la vicegobernadora santafecina Alejandra Rodenas.

Mientras tanto, la vicepresidenta Cristina Kirchner impulsa a la senadora María de los Ángeles Sacnun como primera en la lista para el Senado. Se trata de tres posibles candidatos para encabezar la lista más importante por Santa Fe, y hay riesgo de ruptura. Los dirigentes que disputaban los lugares creían que la vicepresidenta terminará ordenando la pelea, ya sea para imponer a su candidata, para avalar a la apuesta de Alberto Fernández- Rossi; o para darle el visto bueno a Perotti, que seguía bregando para encabezar la lista, pero estaría dispuesto a que Sacnun lidere y Mirabella vaya segundo.

El viernes por la tarde, cuando faltaban horas para el cierre, las tribus nacionales y provinciales en pugna por los primeros lugares de las listas para la Cámara de Diputados y el Senado seguían dialogando. En las últimas horas se van perfilando los lugares, pero todos los posibles postulantes están a la expectativa, y las definiciones se establecerán cuando los candidatos firmen oficialmente, probablemente en la tarde del sábado.

Comentários no Facebook