Comenzó a normalizarse la provisión de combustible a las estaciones de servicio

0
12

La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha) aseguró que hubo «un incremento» en la provisión de combustibles y que si el abastecimiento continúa en los volúmenes comprometidos, la situación «podrá regularizarse durante la presente semana».

La provisión de combustible en las 5.000 estaciones de servicio de todo el país comenzó a normalizarse «paulatinamente» y se espera que en el curso de esta semana esté totalmente regularizada, de acuerdo con las estimaciones de entidades representativas del sector.
La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha) aseguró que hubo «un incremento» en la provisión de combustibles y que si el abastecimiento continúa en los volúmenes comprometidos, la situación «podrá regularizarse durante la presente semana».

Por su parte, el presidente de la Federación de Empresarios de Combustible de la República Argentina (Fecra), Vicente Impieri, manifestó a Télam que «la situación tiende a normalizarse», pero «va a llevar unos días para alcanzar el nivel de hace dos o tres semanas», antes de que comenzaran los problemas de abastecimiento a los usuarios en varios puntos del país.

En un comunicado, Cecha se refirió al «Plan de Acción para normalizar el abastecimiento interno» que las petroleras dieran a conocer ayer, y señaló al respecto que «se viene produciendo un incremento en la provisión de combustibles, en los términos indicados».
«De disponerse en forma continua, con los volúmenes comprometidos, el ritmo de llenado de tanques de nuestras estaciones de servicio, podrá regularizarse durante la presente semana, situación que ya comenzó a ser palpable en los grandes centros urbanos», agregó.
La entidad remarcó la importancia de «transmitirles tranquilidad» a los usuarios «a los efectos de evitar un estrés operativo» en los puestos de venta y que «la situación de abastecimiento tiende a revertirse en forma acelerada».

En el mismo sentido se expresó Impieri, quien aclaró que «por una cuestión de logística» las estaciones de servicio del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) serán las primeras en alcanzar la normalización plena, ya que el transporte del combustible descargado de los barcos demorará en completar toda la cobertura en el Interior.

«Hasta ayer, el nivel de demanda era superior al de la entrega de combustible, pero para el fin de semana el problema debería estar solucionado», indicó el titular de la entidad que representa a las estaciones de servicio de CABA y la provincia de Buenos Aires, donde se concentra casi el 50% de los 5.000 puestos de atención de toda la Argentina.

Las cuatro mayores petroleras productoras y refinadoras del país presentaron ayer su plan de acción para «reforzar el abastecimiento de combustible pleno en la red de estaciones de servicio», en una reunión que mantuvieron con la secretaria de Energía, Flavia Royon.
En un comunicado conjunto, YPF, Pan American Energy (Axion), Raizen (Shell) y Trafigura (Puma) dieron a conocer que presentaron «un plan de acción para reforzar el abastecimiento pleno en la red de estaciones de servicio y recuperar los niveles de stock operativos de toda la cadena hasta volver a la normalidad».
Al respecto, aseguraron que «se arbitraron todos los medios para acelerar la descarga de barcos con combustible importado que, como sucede todos los años, suplementa la producción local».
Poco después, el ministro de Economía y candidato presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa, dijo que se observa un crecimiento en el abastecimiento de combustibles en las estaciones de servicio, por lo que en las próximas horas se debería normalizar, y volvió a advertir a petroleras por situaciones de «especulación» y «stockeo» de las últimas semanas en medio del clima electoral.

En ese sentido, el titular de la Confederación Argentina de Trabajadores y Empleados de los Hidrocarburos, Energía, Combustibles, Derivados y Afines (Catheda), Guillermo Pereyra, expresó hoy que «había que pegarle al chancho para que apareciera el dueño» en referencia al plazo puesto por Massa, para que las petroleras normalizaran el abastecimiento de combustible y la advertencia de que, en caso contrario, se suspenderían las exportaciones.
Pereyra, en ese marco, acusó a las empresas petroleras de hacer «una jugada para desabastecer el mercado interno en un período electoral» y en declaraciones a El Destape Radio lo entendió como «una extorsión» para que «se desregularice el precio del combustible».

 

Fuente: Télam

Comentários no Facebook