Colegas y personalidades despiden a Edi Zunino, tras conocerse la noticia de su muerte

El periodista de 60 años falleció el jueves y su partida causó profundo dolor en el ambiente del periodismo.

El periodista Edi Zunino murió este jueves a los 60 años en el Sanatorio Finochietto luego de atravesar un delicado cuadro de salud. Con una larga trayectoria en gráfica, radio y televisión, era responsable de la revista Noticias desde 2011, y la noticia la confirmó el director de la Editorial Perfil, Jorge Fontevecchia, en un reportaje con Ernesto Tenembaum en Radio con Vos.

Las repercusiones no tardaron en llegar en la voz de sus colegas. Al aire de Radio Mitre, Eduardo Feinmann replicó la información con profundo dolor. “Estas son de las noticias que uno nunca querría dar. Yo quise mucho a Edi Zunino. Acaba de morir a los 60 años, muy joven”, lamentó el conductor de Alguien tiene que decirlo.

“Un gran tipo, yo trabajé con él un año en Animales Sueltos. Un gran compañero, un gran amigo, un gran tipo. Ideológicamente no coincidíamos, pero era un tipo bárbaro. Le mando un beso muy grande a su familia”, cerró Feinmann.

Martín Candalaft, periodista de Infobae y A 24 lo despidió en su cuenta de X, la red antes conocida como Twitter. “Lamento profundamente el fallecimiento de Edi Zunino. Lo conocí en la etapa final de su vida. Nos cruzábamos en el camarín. Siempre demostraba su preocupación por la situación del país y terminaba con un “puede pasar cualquier cosa”, escribió el periodista especializado en policiales, que compartió también un regalo que le había hecho Zunino. Un ejemplar de su libro Locos. De amor, odio y fracaso.

“Vos publicá. Después pedimos permiso”. Con esta anécdota, Ramón Indart eligió homenajear al periodista en su cuenta de la red social X. “Chau Edi Zunino. Un honor haber trabajado con vos. Mi jefe en Perfil. Mi compañero en A24. Por suerte te lo pude decir en vida. Siempre defendiendo a tus periodistas y bancando la parada ante presiones. Investigar con vos era distinto”, sumó en su mensaje.

“‘Hola Pichón’, me saludaba con un beso Edi Zunino cuando nos cruzábamos hasta los últimos días en América”. Javier Calvo también eligió una anécdota para el último adiós al periodista. “Compartimos muchos años de laburo. Nos reímos, discutimos y debatíamos sobre periodismo. Por suerte lo pude abrazar seguido últimamente. Abrazo a la familia. Chau Pichón”, agregó.

Su primo Pablo Zunino, también periodista, lo recordó a su manera. “Se murió el primo hermano Edi Zunino. Compartimos oficio, pero sobre todo infancia y adolescencia en Villa Sarmiento, Haedo. De ahí la profundidad del dolor”, escribió. En tanto, su colega Rodrigo Lloret, su compañero de Perfil, sumó una anécdota de su trabajo. “En los 90, un funcionario le ofreció a Edi Zunino pagarle 1000 dólares por mes. Lo único que tenía que hacer Edi era adelantarle cuál iba a ser la tapa de Noticias de cada semana. ¿Qué hizo Edi? Mandarlo a la mierda y contarlo en Noticias. Eso es periodismo. ¡Abrazo grande, Edi!”.

Zunino, de 60 años, atravesaba un delicado estado de salud. Durante su carrera, además de su reconocida labor en Noticias, se desempeñó como colaborador en los matutinos La Voz y Sur y en el quincenario cooperativista Acción y como editor de la revista TXT, entre otros medios de gráfica, televisión y radio.

Especializado en la investigación periodística, estuvo al frente del equipo de Noticias que siguió las alternativas posteriores al asesinato del fotógrafo José Luis Cabezas. También publicó los libros de no ficción periodística “Patria o medios (2009)”, “Periodistas en el barro (2013)” y “Cerrar la grieta (2015)”. En tanto, “Locos de amor, odio y fracaso” fue su primera novela. En una entrevista con Infobae, en ocasión de la publicación de este texto, Zunino señalaba: “La gran responsable de que me haya tirado a la ficción es la Argentina, un país donde la realidad supera la ficción. Y como periodista, tratar de ver si la ficción ayuda a la realidad, porque hay cosas bastante similares a casos muy conocidos de los últimos años en el país, muchos de ellos sin solución”.

 

Fuente: Infobae.