Avenidas Rosas y Azurduy: seis interesados en ejecutar una obra que mejorará la conectividad vial en la zona norte

0
10

Seis empresas presentaron sus ofertas para pavimentar las avenidas Juan Manuel de Rosas y Juana Azurduy, una para clave para mejorar la conectividad vial de la zona norte de la ciudad de Resistencia. El gobernador Jorge Capitanich participó esta mañana de la apertura de sobres realizada en la sede de la Dirección de Vialidad Provincial.

La obra, que conectará la autovía de la ruta nacional 11 y la autovía de la ruta nacional 16, incluye desagües pluviales de carácter estructural, pavimento urbano, alumbrado público, parquización, señalización vertical y horizontal e incremento en el valor de las propiedades de bienes inmuebles, detalló el mandatario provincial a través de sus redes sociales. “Agradecemos a Vialidad Nacional por ayudarnos a mejorar la calidad de vida de nuestra comunidad y al Presidente Alberto Fernández por construir una Argentina Unida y Federal”, concluyó Capitanich. Del acto también participaron el ministro de Planificación, Economía e Infraestructura, Santiago Pérez Pons y el administrador general de Vialidad Provincial, Hugo Varela, entre otros funcionarios.

La obra

Se trata de una obra de unos 2400 metros de longitud, aproximadamente, con un plazo de ejecución de 12 meses corrido. Significa un monto de más de 340 millones de pesos, financiada a través de un convenio con Vialidad Nacional. El objetivo es mejorar sustancialmente las condiciones de transitabilidad, seguridad y comodidad de desplazamiento para vehículos automotores, biciclos y transeúntes de la zona

A partir dl inicio de las obras, se completarán los trabajos pendientes iniciados en ambas arterias donde quedaron calles semi-pavimentadas, con media calzada o solamente con una calzada de pavimento y desagües sin concluir. Así, se pasará de la actual situación de calle de tierra a dos calzadas pavimentadas, separadas por un cantero central.

También se incluyen desagües secundarios que aseguran el correcto escurrimiento de aguas pluviales hacia los receptores previstos, y una adecuada iluminación y señalización horizontal y vertical, más las correspondientes rampas para discapacitados. A su vez, se instalará la red de alumbrado público con alimentación subterránea

Por debajo de la calzada derecha se construirá un conducto de Hormigón Armado de 535,28 metros de longitud para atender el sistema de desagües pluviales, al que se conectarán los sumideros que se construyan en ambas calzadas de las avenidas Juana Azurduy.  Además, señalización vertical y horizontal de todo el tramo con carteles nomencladores de calles, velocidad máxima, pintado de sendas peatonales y líneas de detención en todas las bocacalles. También se prevé la construcción de 110 rampas para discapacitados en total

 

Comentários no Facebook